Haz una consulta
Futuro, Industria automotriz, Tendencias

¿Por qué los coches siguen aumentando de tamaño, y cómo reducir su peso con los innovadores componentes de EPP?

10 agosto 2020

Si se observa la evolución de los modelos insignia de los más populares automóviles compactos para la ciudad durante las últimas décadas, se puede ver que sus perfiles no sólo se han vuelto más redondeados, sino que también son significativamente más largos y anchos. ¿Cuál es su origen y qué desafíos plantea a los diseñadores de la industria automotriz?

En la década de 1980, los coches tenían un diseño mucho más simple, caracterizado por líneas geométricas agudas. Hoy en día, cuando se observan los equivalentes modernos de los modelos clásicos, se tiene la impresión de que están más "inflados", más altos y más largos. Este fenómeno está relacionado, entre otras cosas, con las exigencias de los consumidores actuales, que buscan coches más cómodos y de mejor aspecto con un interior más espacioso. Podemos verlo en el segmento B o Turismo.

Los coches de ciudad de hoy en día son notablemente más grandes que los de décadas anteriores.
Los coches de ciudad de hoy en día son notablemente más grandes que los de décadas anteriores.

Los coches pequeños de ciudad han crecido tanto en los últimos años que se han acercado al segmento C, es decir, algunos crossovers o SUV. El aumento de las dimensiones exteriores del coche se traduce en un mayor ancho de vía y neumáticos más anchos, la consecuencia más palpable, la dificultad para maniobrar por las calles de la ciudad. El aumento del peso total del vehículo también significa una mayor combustión. Como consecuencia, la industria automovilística se ve obligada a buscar soluciones óptimas para conciliar los requisitos de seguridad y confort de los usuarios con las regulaciones más estrictas sobre las emisiones de CO2.

¿Por qué siguen creciendo los coches compactos de ciudad?

La razón más importante para el continuo crecimiento de los coches de ciudad son los requisitos de seguridad. El contorno más redondeado de los coches es el resultado de las zonas de deformación cuidadosamente diseñadas para proteger a los pasajeros de los impactos laterales. Además, el hecho de que los coches de hoy en día estén cada vez más llenos de sensores y electrónica, obliga a que también necesiten espacio para su instalación. Además, hay un factor psicológico - simplemente nos sentimos más seguros en un coche más grande. Por eso, en los últimos años se ha pasado de los coches urbanos más pequeños de clase A al segmento "ampliado" de clase B y C, que ofrece más espacio en la cabina y en el maletero.

Siguiendo las demandas de comodidad, el ancho de los asientos del coche ha aumentado y el equipamiento se ha enriquecido. La importancia del segmento Premium está creciendo en la industria automotriz, y la globalización hace que los fabricantes de automóviles se esfuercen por unificar sus ofertas dirigidas a Europa, Asia y América. El hecho que el mercado americano sea el más importante, y que esté definitivamente dominado por los coches grandes, es entre otras razones la consecuencia del aumento del tamaño de los vehículos, aunque también podemos mencionar la más prosaica: la creciente altura media de los europeos. Se estima que desde la segunda mitad del siglo XIX ha aumentado unos 10 cm. Por lo tanto, los coches deben ser más largos, y para mantener las proporciones - también se han vuelto más anchos.

¿Qué tan grandes serán los automóviles del futuro?

Aunque parece que los coches del mañana serán mucho más grandes, ya se ha alcanzado el máximo en este aspecto. El diseño del tamaño de un coche está limitado por los aspectos del desarrollo de la infraestructura. El espacio en las carreteras y en los estacionamientos no aumenta, de hecho, en muchas ciudades europeas la tendencia es la opuesta. Los centros de las ciudades están cerrados al tráfico de coches, y la tendencia hacia un estilo de vida saludable provoca el aumento del número de carriles bici. Por lo tanto, los fabricantes también se enfrentan al reto de reducir la combustión y las emisiones de CO2, aunque los vehículos más pesados requieren motores más potentes.

Los coches ciertamente no se harán más pequeños, pero sus formas pueden cambiar. Una silueta corporal más estrecha y alineada con la corriente reduciría la resistencia aerodinámica, lo que se traduciría en una menor combustión. El uso de neumáticos más estrechos, como se ve actualmente en algunos modelos de coches eléctricos, también sirve para este propósito, lo que contribuye a reducir la resistencia a la rodadura. Sin embargo, el elemento clave del "adelgazamiento" de los automóviles es principalmente el uso de materiales más ligeros pero muy duraderos, como la espuma de polipropileno (EPP).

Asientos de coche más ligeros y sistemas de seguridad en los coches

Las piezas de componentes múltiples, como los asientos reforzados, pueden ser fácilmente producidas con EPP.
Las piezas de componentes múltiples, como los asientos reforzados, pueden ser fácilmente producidas con EPP.

El aumento del peso promedio completo del vehículo no sólo se debe al hecho de que las dimensiones están aumentando, sino también a un mejor equipamiento, que garantiza más comodidad y seguridad. Además del hecho de que los asientos sean más anchos, a menudo conlleva a incorporar mecanismos adicionales que permiten el mejor ajuste con un mayor número de posiciones. Los pilares y los refuerzos son cada vez más gruesos, de modo que la cabina puede formar una fuerte "jaula" que proteja al conductor y a los pasajeros en caso de colisión.

Otra cuestión, cada vez más común es la protección acústica de la cabina, que requeriría kilogramos adicionales de aislamiento. En todas estas áreas, los componentes de espuma de polipropileno (EPP) producidos entre otros lugares en Knauf Industries en Vilafranca y en Valladolid son perfectamente aplicables. Este material combina la resistencia a los daños mecánicos y a la deformación con un bajo peso en comparación con los rellenos tradicionales de los asientos, los elementos de amortiguación de impactos o los aislantes de sonido. El material que ofrece Knauf Industries está disponible en una amplia gama de densidades, desde 15 a 250 gramos por litro. Esto permite que los elementos producidos a partir de él tengan propiedades estrictamente definidas relacionadas con la resistencia a fuertes impactos, la amortiguación del sonido o la flexibilidad. La gran ventaja de esta tecnología es que las piezas moldeadas de EPP pueden combinarse fácilmente con otros materiales. Incluso las piezas multicomponentes muy complejas, por ejemplo con refuerzos de aluminio, superficies ABS o acabados de tela, pueden por lo tanto ser producidas rápida y económicamente en un único y complejo proceso de producción.

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

Política de cookies

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies.
Descubre más aquí | Cerrar

 

Haz una consulta

Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.