Haz una consulta
Calidad, Tecnología, Industria automotriz

El salpicadero del coche: los elementos más importantes y otra información útil

02 marzo 2022

Conducir un coche requiere que el conductor tenga acceso constante a cierta información clave. Esta debe poder visualizarse directamente en el salpicadero, que funciona a modo de centro de mando del coche e incluye: relojes, indicadores, interruptores y otros elementos.

El salpicadero: un elemento clave del equipamiento del coche

Desde el salpicadero se puede ajustar el aire acondicionado o la calefacción, activar o desactivar las luces o monitorear el funcionamiento de los aspectos clave del coche. También es el lugar donde se ubican los airbags, uno de los elementos de seguridad más eficaces tanto para el conductor como para el pasajero. Además, las luces de aviso del cuadro permiten identificar, de forma rápida y precisa, una serie de problemas mecánicos o de funcionamiento del vehículo.

El salpicadero no se limita a botones e interruptores. También hay muchos elementos funcionales que, aunque no son imprescindibles, aumentan notablemente el confort de la conducción. Estos componentes incluyen: equipos de música, navegadores o tomas de conexión para diferentes dispositivos. También solemos encontrar compartimentos de almacenamiento, estantes y salidas de aire.

Te puede interesar: La Oferta de Knauf Automotive de componentes de coches EPP

¿Cuáles son los elementos del salpicadero y para qué sirven?

El salpicadero está ubicado debajo del parabrisas del vehículo, por lo que el conductor tiene muy fácil acceso a la misma, tanto táctil como visual. De esta forma, no tiene que desviar su atención de la conducción para encender las luces ni ajustar el aire acondicionado. Además, los elementos individuales del salpicadero están dispuestos de manera similar en todos los vehículos, independientemente del modelo. Por lo tanto, cambiar de coche no significa tener que acostumbrarnos a un salpicadero sustancialmente diferente.

El salpicadero de un coche se puede dividir en dos partes principales. La primera está ubicada justo detrás del volante y la segunda a la derecha, entre el asiento del conductor y el del pasajero. La lista exacta de elementos que se encuentran en cada una de estas partes depende, principalmente, del modelo de coche y su versión de equipamiento. Sin embargo, podemos distinguir varios elementos que se pueden encontrar en casi todos los vehículos. Justo detrás del volante encontramos:

  • Un velocímetro y un tacómetro.
  • Un cuentakilómetros (que indica la distancia total y la distancia actual).
  • Un indicador de temperatura del aceite del motor y del refrigerante.
  • Un indicador de nivel de combustible.
  • Luces del tablero: puede indicar si las luces del vehículo están encendidas, advertir sobre fallas en los componentes y otros problemas que pueden afectar a la conducción.

La parte del salpicadero más cercana al pasajero incluye varios controles, interruptores y componentes:

  • Un equipo de música: radio, MP3…
  • Un toma de corriente de 12 voltios.
  • Un regulador de temperatura de la cabina.
  • Un sistema de aire acondicionado.
  • Un sistema de navegación.
  • Compartimentos de almacenamiento y estantes.

Te puede interesar: Espuma moldeada en la industria automotriz: componentes duraderos hechos de material liviano

¿Qué significan los símbolos del salpicadero?

Todos los conductores deben conocer qué significan las distintas luces o señales que vemos en el salpicadero, puesto que constituyen una fuente de información extremadamente útil sobre lo que está sucediendo actualmente en el coche. Estos símbolos indican fallas potenciales y niveles demasiado bajos de varios fluidos operativos, lo que permite reaccionar a tiempo para subsanar anomalías antes de que se produzca algún percance o accidente.

Los símbolos del salpicadero se pueden dividir en tres grupos básicos:

● Luces de información (verde, azul o blanca). Señalan las funciones del vehículo que están disponibles o activadas. Por ejemplo: luces largas o cortas, control de crucero o indicadores de dirección.

● Luces de advertencia (naranja o amarilla): Indican problemas que, aunque permiten continuar conduciendo, requieren pasar por una gasolinera o una estación de servicio lo antes posible. Entre otras incidencias, pueden advertir de: presión insuficiente de los neumáticos, daños en las bujías incandescentes o bajo nivel de combustible.

● Luces de emergencia (rojas): Se encienden cuando hay anomalías importantes, por lo que se debería interrumpir de inmediato la conducción: batería débil, déficit de líquido de frenos o un nivel bajo del aceite del motor.

Limpieza del salpicadero

La información incluida en el salpicadero tiene muchas funciones en un coche: no solo permite una conducción más relajada, sino que también garantiza la seguridad del conductor y los pasajeros. Por eso es muy conveniente mantener limpio el salpicadero con el fin de que toda la información que se muestra sea perfectamente legible y, en consecuencia, los sistemas del coche puedan funcionar sin problemas. En el mercado existen productos limpiadores muy eficaces, como los aerosoles presurizados o agentes administrados en forma de atomizador. Algunos de ellos se preparan con componentes insolubles en agua y otros a base de una emulsión de silicona. Los productos de este tipo también se pueden clasificar según sus propiedades: alto brillo, brillo satinado o mate. En ocasiones, puede ser necesaria una restauración del cuadro de instrumentos por parte de un profesional.

Te puede interesar: Técnicas de decoración superficial de piezas de plástico para coches

Elementos del salpicadero de primera calidad gracias a la espuma EPP

El salpicadero de un vehículo contiene bastantes elementos importantes y, sobre todo, delicados. Por ello, debe estar construida con materiales de alta calidad para minimizar el riesgo de daños mecánicos por golpes, que son parte inherente a la conducción de un vehículo. Uno de estos materiales es el Polipropileno Expandido o espuma de EPP, un material de excelente comportamiento para amortiguar impactos. Además, el EPP es también una garantía de seguridad para el conductor y los pasajeros en caso de accidente, puesto que se trata de  un material con una gran capacidad de protección, motivo por el que es cada vez más utilizado en los vehículos modernos.

En Knauf Automotive estamos orgullosos de ser una de las empresas proveedoras de componentes fabricados con este excelente material. Contamos con una experiencia de más de 20 años desarrollando esta tecnología para las marcas más importantes del mercado de la automoción.

Te puede interesar: Componentes interiores de EPP y EPS fabricados por Knauf Automotive

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

Política de cookies

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies.
Descubre más aquí | Cerrar

 

Haz una consulta

Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.