Haz una consulta
Industria automotriz, Movilidad verde, Pack de baterías para automóviles

Cómo aumentar la autonomía de un coche eléctrico en invierno

23 febrero 2021

Son muchos los conductores que desconfían de la respuesta y eficiencia de los automóviles eléctricos en las regiones donde se alcanzan temperaturas muy bajas en invierno. Algunos piensan, incluso, que este tipo de coches no llegan siquiera a probarse en los países más fríos de Europa. Esta afirmación no se corresponde con la realidad, ya que la experiencia de uso de los vehículos eléctricos en zonas como Escandinavia, además de común suele ser, en general, muy satisfactoria.

El problema de la menor autonomía de los coches eléctricos en climas fríos

Sí que es cierto que la autonomía de un coche eléctrico es un poco menor cuando hace mucho frío, estimándose la reducción en aproximadamente 20 km si partimos de una batería totalmente cargada. Pero este dato no es motivo suficiente para afirmar que los automóviles eléctricos no son útiles en zonas con climas muy fríos. Las experiencias de los usuarios de coches eléctricos en países tan gélidos como Suecia, Noruega o Canadá son, en líneas generales, muy positivas, valorándose especialmente aspectos como: el ahorro de combustible, los beneficios medioambientales, la seguridad o la comodidad. Además, los coches eléctricos presentan una ventaja muy importante: no tienen dificultades para arrancar el motor tras una noche muy fría o si se congela el combustible, como sí puede ocurrir con los de combustión. Por otro lado, en muchos países los propietarios de estos vehículos tienen beneficios adicionales: impuestos más baratos, puntos de recarga y de estacionamientos gratuitos o tarifas de ferry más económicas. Con todas estas ventajas no es extraño que, en países como Noruega, la mitad de los coches nuevos que se comercializan en la actualidad sean de propulsión eléctrica.

Las claves para aumentar la autonomía de un coche eléctrico en climas fríos

¿Por qué las baterías se descargan más rápido a bajas temperaturas?

Las baterías y pilas en general se descargan un poco más rápido y sufren una ligera pérdida de su capacidad original en condiciones de bajas temperaturas. ¿Por qué ocurre esto? Lo explicamos a continuación. El rango de temperatura óptimo de las baterías utilizadas en los coches eléctricos es de 20 a 25 °C. A medida que los valores de temperatura son más bajos, el nivel de energía eléctrica acumulada en la batería del automóvil disminuye. El motivo es que cuando hace más frío el electrolito de la batería se condensa, disminuyendo su capacidad de almacenamiento de energía. En la práctica, en temperaturas por debajo de cero la autonomía de un coche eléctrico se puede reducir en más de un 12%. Así mismo, para que la batería cargue más rápidamente es necesario que alcance un cierto nivel de calentamiento.

Algunos tips y recomendaciones para mejorar la eficiencia de la batería en invierno

Komebac de EPP sobre palet.
Komebac de EPP sobre palet.

Los usuarios de vehículos eléctricos cuentan con una serie de buenas prácticas, hábitos y recomendaciones relacionadas con la forma de cargar las baterías y el estilo de conducción que les pueden ayudar a optimizar su funcionamiento durante los meses más fríos:

  • Es recomendable iniciar el sistema de calentamiento de la batería con suficiente antelación antes de ponerla a cargar.
  • Tratar de disminuir el gasto energético disminuyendo algunos grados la temperatura del interior del coche. Sin embargo, no se debe apagar la calefacción por completo, ya que la acción de volver a encenderla provocaría un mayor consumo de la energía necesaria para poder calentar la cabina.
  • El estilo de conducción influye significativamente en la duración de la batería, por ello se recomienda hacerlo siempre a una velocidad constante y moderada, evitando las aceleraciones repentinas. 
  • Activar la conducción Eco, lo que permite la reducción automática de la potencia del motor y, en consecuencia, la disminución del consumo de energía.
  • Procurar aumentar la recuperación de energía al frenar en los semáforos. 
  • Planificar lo mejor posible las rutas, localizando los puntos de recarga disponibles  para poder cargar la batería con mayor frecuencia. 
  • Controlar la presión del aire en los neumáticos, puesto que, como consecuencia de las bajas temperaturas, esta disminuye en invierno, provocando una mayor resistencia durante la circulación.
  • Llevar a cabo medidas básicas como: limpiar el coche de nieve o escarcha para evitar que aumente el peso de un automóvil y se deteriore su aerodinámica, circunstancias que implican un mayor gasto de energía durante la conducción. 

Mejoras tecnológicas que favorecen la autonomía de las baterías: el aislamiento térmico de Knauf Industries

Komebac de EPP sobre palet.
Komebac de EPP sobre palet.

Los fabricantes de baterías para coches eléctricos buscan constantemente soluciones que permitan incrementar el rango de temperatura de funcionamiento óptimo, con el fin de mejorar su eficiencia en condiciones adveras. Por ejemplo, el departamento de I+D de Pacific Northwest Laboratory está trabajando en un proyecto, todavía en fase experimental, para ampliar el rango de funcionamiento de las baterías de iones hasta temperaturas de -40 ° C a + 60 ° C. Para ello está realizando mejoras y probando cambios en diversos aditivos del electrólito. La aportación de Knauf Industries a la mejora de la eficiencia de las baterías de los automóviles eléctricos en situaciones de frío intenso son nuestros excelentes sistemas de aislamiento de las baterías fabricadas en Polipropileno Expandido (EPP). Este material destaca por su excelentes propiedades de aislamiento térmico, las cuales ayudan a mantener el rango de temperatura de las baterías en los niveles adecuados para su perfecto funcionamiento.

En Knauf Industries estamos especializados en la fabricación de sistemas de aislamiento para baterías de automóviles que cumplen también con diferentes funciones de protección, como por ejemplo: separadores de celdas de batería o rieles de fijación. Además del material, en Knauf Industries cuidamos el diseño de nuestros componentes de automóviles hasta el más mínimo detalle, con el objetivo de suprimir la transferencia de calor entre los distintos elementos de las baterías, evitando así un enfriamiento o calentamiento excesivo de las células. El EPP combina ligereza y resistencia, lo que le aporta una gran capacidad para amortiguar los golpes y prevenir averías eléctricas que podrían llegar a provocar un funcionamiento deficiente de las baterías.

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

Política de cookies

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies.
Descubre más aquí | Cerrar

 

Haz una consulta

Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.