Haz una consulta
Industria automotriz, Materiales, Innovación

Asiento del conductor: la evolución de un elemento fundamental en el automóvil

14 marzo 2022

Hoy en día, ya nadie duda de que todos los automóviles deben estar equipados con asientos con cinturones y reposacabezas y que estos deben ser de alta calidad. En paralelo al desarrollo de la industria de la automoción y su regulación, los requisitos de seguridad y comodidad han aumentado considerablemente, afectando también a los asientos, a los que se ha dotado de nuevas funciones, impensables hasta hace pocos años. Sin embargo, es posible que no seamos conscientes de la evolución que ha sufrido este elemento en las últimas décadas. 

Una de las principales ventajas del EPP como material para la fabricación de asientos de automóviles modernos es la facilidad de diseño.
Una de las principales ventajas del EPP como material para la fabricación de asientos de automóviles modernos es la facilidad de diseño.

A simple vista, los asientos de coche que utilizan los conductores y los pasajeros en la actualidad no difieren mucho de los modelos instalados en los vehículos de hace 2 o 3  décadas. Sin embargo, los diseñadores y expertos de la automoción saben que producir un nuevo asiento de automóvil requiere de un análisis cuidadoso de cada detalle del diseño, así como de la realización de una serie de pruebas muy exigentes en los prototipos.

El proceso completo de diseño y fabricación de los asientos de un automóvil es largo y complejo, y el resultado final puede variar drásticamente en función del tipo de vehículo de que se trate. Por ejemplo, el diseño de los asientos en lo vehículos de combustión interna presenta unas características distintas en comparación con los eléctricos. El principal motivo es que el centro de gravedad se ubica de forma diferente.

De cualquier modo, independientemente del tipo de vehículo y de asiento, el objetivo básico de los diseñadores y fabricantes es combinar los requisitos de seguridad y comodidad en un solo producto. Esto implica intentar reducir el peso en vacío de los vehículos, que es su peso total con el equipamiento estándar y todos los consumibles operativos. Algo que no es fácil de lograr. 

Asientos de coche modernos: ¿en qué se diferencian de sus predecesores?

Los asientos utilizados en los automóviles de la década de 1990 no eran nada sofisticados y no  había grandes diferencias entre los diferentes modelos. En general, se caracterizaban por ser relativamente voluminosos, pesados y con unas formas bastante simples, que eran universales para todas las clases de automóviles. 

Tampoco tenían que cumplir estrictos requisitos de absorción de energía o comodidad individual. En ese momento, no se prestó tanta atención, por ejemplo, a ajustar el asiento a la figura individual. 

Nada que ver con los asientos de automóvil de los vehículos modernos, que son mucho más complejos y deben tener el contorno adecuado para proporcionar una mejor estabilización de la columna vertebral del conductor. Un ejemplo perfecto son los asientos de cubo de los automóviles deportivos. 

Otra característica de los asientos actuales es que, a pesar de tener un tamaño considerablemente mayor, son más ligeros. El peso total de dicho componente se ha reducido de 50-60 kg a 22 kg de promedio. Esto se ha logrado principalmente mediante el uso de materiales avanzados.

Lea también: Nuevas tendencias en la fabricación de asientos de automóvil

¿Cuáles son las funciones de un asiento de coche?

Los asientos de automóvil de hoy en día pueden constar de hasta un centenar de componentes y estar integrados con una gran cantidad de mecanismos y sistemas electrónicos adicionales, para brindar a los pasajeros una mayor comodidad y seguridad en el día a día. 

Además de airbags cuidadosamente ocultos bajo las costuras, los cuales protegen a los pasajeros en un área definida con mucha precisión, algunos asientos actuales incorporan calefacción, ventilación y, en los modelos de automóviles de lujo, hasta masaje

Muchos asientos disponen de sensores integrados que pueden almacenar configuraciones individuales y detectar la presencia de un pasajero, lo que a su vez determina el funcionamiento de otros sistemas de seguridad activa, como la advertencia de abrocharse el cinturón de seguridad o el despliegue del airbag. 

El desarrollo de la industria de los automóviles eléctricos ha alcanzado un nivel tan alto de sofisticación en algunos modelos, que incluso pueden reposicionar automáticamente el asiento, el respaldo y el reposacabezas durante viajes largos, con el fin de aliviar la tensión en diferentes partes del cuerpo del pasajero. 

Frente a una gama tan amplia de equipamiento de asientos de coche, el mayor reto para los fabricantes ha sido combinar aspectos como el confort, la seguridad y la estética. Especialmente, porque ya están apareciendo en el horizonte nuevos conceptos para automóviles autónomos. A la hora de diseñar asientos exclusivos, habrá que tener en cuenta aspectos completamente nuevos relacionados con la forma en que se utilizan.

¿Cómo se fabrica actualmente un asiento de coche?: el papel del Polipropileno Expandido 

Parte de la silla de coche fabricada en EPP.
Parte de la silla de coche fabricada en EPP.

En el diseño actual de los asientos de coches, los nuevos materiales tienen un papel fundamental. Por ejemplo, las espumas de poliuretano tradicionales han sido reemplazadas por plásticos espumados muy ligeros pero extremadamente fuertes, siendo el ejemplo más significativo el Polipropileno Expandido (EPP)

El EPP tiene una capacidad de absorción muy alta, lo que lo hace ideal para protegerse de los efectos de un posible accidente. Como resultado de un impacto, no se desintegra en pedazos, sino que vuelve a su forma anterior. Por lo tanto, es más adecuado para la fabricación de componentes de seguridad pasiva que otros plásticos. La alta resistencia del EPP hace posible diseñar asientos de automóvil con una sección transversal más pequeña. Esto ahorra un espacio valioso en la cabina, una cuestión que a menudo es un argumento importante para el consumidor potencial. 

Los avances en materiales y diseños están permitiendo añadir funciones y prestaciones, muchas de ellas relacionadas con un factor clave: la seguridad. Los rellenos de espuma son indispensables para amortiguar golpes e impactos en caso de accidente.     

Hoy en día, se utilizan cada vez más dos capas en lugar de un tipo de espuma. La base del asiento y del respaldo inferior, más dura y duradera, suele estar fabricada en EPP espumado, que no solo absorbe la fuerza de un impacto, sino que también proporciona la elasticidad adecuada al asiento, lo que indirectamente afecta su comodidad. Por otro lado, para la capa superior más cercana al revestimiento se utiliza una espuma blanda responsable de la sensación de confort al tacto. 
El EPP cumple también un papel estético, ya que los procesos modernos de este material permiten ocultar totalmente los cables y sensores ubicados en el asiento con total seguridad.  

Knauf Automotive: una empresa preparada para los próximos desafíos de la automoción

Una de las principales ventajas del EPP como material para la fabricación de asientos de automóviles modernos es la facilidad de diseño mediante tecnología informática innovadora y visualización en 3D. En Knauf Automotive somos especialistas en el diseño de componentes de Polipropileno Expandido para la industria de la automoción, usando para ello las herramientas y técnicas más avanzadas y vanguardistas. 

Además, en Knauf Automotive estamos completamente preparados para los próximos retos, como por ejemplo los nuevos diseños de asientos y otros componentes para los futuros coches autónomos.

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

Política de cookies

Este sitio usa cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies.
Descubre más aquí | Cerrar

 

Haz una consulta

Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.