Haz una consulta
hybrid cars, Coches eléctricos

Vehículo Eléctrico de Autonomía extendida (EREV): combinando ecología y eficiencia

18 abril 2023

El rápido crecimiento de la electromovilidad en todo el mundo ha llevado al desarrollo de nuevos e innovadores tipos de automóviles. Uno de estos tipos son los denominados EREV (siglas en inglés de Extended Range Electric Vehicle). Se trata de coches híbridos de autonomía o rango extendido, muy bien valorados por fabricantes y usuarios por su eficiencia y reducidas emisiones. Esto les permite cumplir con las cada vez más estrictas normativas medioambientales. 

¿Qué es un EREV? 

La industria automotriz se está enfocando cada vez más en reducir las emisiones, principalmente mediante la eliminación progresiva del uso de vehículos de combustión interna. Una de las alternativas son  los vehículos eléctricos de autonomía extendida o EREV. Estos coches se caracterizan, principalmente, porque la potencia de propulsión la proporciona, casi en su totalidad, una unidad eléctrica

Además, estos vehículos están equipados con un pequeño motor de combustión interna para generar energía adicional. En realidad, son coches híbridos con una batería mucho más grande, cuya capacidad suele ser de 10 a 20 kWh

¿Cómo funciona un híbrido de autonomía extendida? 

Cuando la batería de estos coches se descarga a un determinado nivel, la unidad de combustión se pone en marcha, encendiendo así el generador. Este proporciona energía al motor eléctrico y recarga la batería, aumentando de esa forma su autonomía.  

La mayor ventaja de los EREV es que, a pesar de la presencia de un motor de combustión interna, son casi tan ecológicos y energéticamente eficientes como los coches eléctricos puros (BEV). La unidad de combustión interna se utiliza, únicamente, para mantener cargada la batería y no para propulsar directamente el vehículo. 

¿Cuál es el futuro de los EREV? 

Las restricciones regulatorias sobre las emisiones de los vehículos son cada vez más exigentes, lo que se traduce en el rápido desarrollo de los coches eléctricos e híbridos.  

La mayor parte de los fabricantes de automóviles están haciendo un gran esfuerzo para reducir la producción de coches de combustión. No obstante, el mercado de la electromovilidad se enfrenta a importantes desafíos.  

Uno de los principales problemas es el número insuficiente de puntos de carga en muchos países, lo cual impide el uso generalizado de vehículos eléctricos. Una solución transitoria hasta que las infraestructuras de recarga acaben de desarrollarse puede ser la introducción de modelos híbridos

Los coches híbridos no dejan de ganar popularidad, porque combinan las  bajas emisiones con la posibilidad  de seguir usando, parcialmente,  gasolina o diésel. Aunque, hoy en día, los coches más comprados en Europa siguen siendo modelos de combustión interna, los híbridos ya han superado a los diésel, representando más del 30% del mercado. 

Diferencias entre EREV y BEV, HEV, mHEV, FHEV y FCEV 

Es importante señalar que los conductores pueden optar por diferentes tipos de automóviles eléctricos e híbridos. Estos se diferencian, entre otras cosas, por sus características de conducción o por las opciones. Veamos las principales opciones:  

EREV (Vehículo Eléctrico de Autonomía Extendida) 

EREV es un tipo de vehículo eléctrico de autonomía o rango extendido, que a menudo se conoce como lo opuesto a un híbrido suave. Los EREV están alimentados por la energía de una potente batería, la cual se recarga mediante una pequeño motor de combustión.  

BEV (Vehículo Eléctrico de Batería) 

El BEV es un vehículo propulsado únicamente por electricidad. Se trata de coches de cero emisiones, en los que la única fuente de energía es un motor eléctrico. Una parte importante del equipamiento de los BEV es, por supuesto, la batería (normalmente de iones de litio) y el enchufe que se utiliza para cargarla. Esta recarga se realiza a través de un Wallbox de uso particular, o de una estación de carga rápida

HEV (Automóviles Híbridos) 

Otra variedad de vehículos de bajas emisiones son los automóviles híbridos (HEV). El sistema de propulsión en estos automóviles consta de dos motores separados: uno eléctrico y otro de combustión interna. El primero opera, principalmente, durante el arranque y la conducción a velocidades de hasta 50 km/h, mientras que la unidad de combustión se pone en marcha en velocidades más altas.  

En algunos modelos, no es posible recargar la batería con una fuente de alimentación externa: la energía solo se recupera cuando el vehículo está frenando o circulando.  

Entre los HEV, existen varios subtipos adicionales. Uno de ellos es el llamado híbrido suave (mHEV): estos vehículos utilizan un motor eléctrico mucho más débil que en las variantes estándar. Destaca también el pHEV (híbrido enchufable), que se puede conectar a una fuente de alimentación externa. 

FCEV (Vehículo eléctrico de pila de combustible) 

Los FCEV constituyen la categoría más novedosa de automóviles eléctricos. Su principal innovación es que la única fuente de energía que usan para circular es el hidrógeno. Este tipo de vehículos están equipados con pilas de combustible, que garantizan una autonomía mucho mayor y una recarga más rápida. 

¿Podrían los coches de hidrógeno ser una alternativa a los híbridos de autonomía extendida? 

batería de coche para aumentar el rendimiento de los EREV
 

Aunque en la actualidad, el mercado europeo está dominado por los vehículos eléctricos e híbridos, es posible que el hidrógeno se convierta el combustible del futuro. Entre sus mayores ventajas se encuentran: las cantidades casi ilimitadas de este recurso natural, su alto poder calorífico y energético y sus cero emisiones.  

Sin embargo, no se deben pasar por alto algunos inconvenientes, entre ellos: el uso de recursos energéticos adicionales para la obtención del combustible, una eficiencia energética limitada o la falta de disponibilidad estaciones de carga. También es necesario mejorar la seguridad durante el uso de combustible y solucionar los problemas relacionados con las pérdidas de hidrógeno durante su transporte

Todo esto significa que el desarrollo real y la implementación masiva del hidrógeno como fuente de energía para los vehículos no sea una realidad hoy en día, sino una opción de futuro.  

En resumen, frente a las indudables ventajas del combustible de hidrógeno: se trata de una energía limpia, renovable y prácticamente inagotable, hay que tener en cuenta problemas como su discreta eficiencia y la alta inflamabilidad del elemento, entre otros.  

Actualmente, las desventajas parecen tener mayor peso que los beneficios. No obstante,  es posible que, a medida que se desarrolle esta tecnología, los automóviles impulsados por hidrógeno se vuelvan más seguros y accesibles

Componentes para híbridos de autonomía extendida fabricados por Knauf Automotive 

En Knauf Automotive, ofrecemos métodos de fabricación muy eficaces, basados en el uso de  materiales innovadores. Uno de ellos es el Polipropileno Expandido (EPP), un material perfecto para el desarrollo de tecnologías de propulsión ecológica.  

Somos un fabricante de componentes de automoción modernos, como sistemas de aislamiento para baterías de automóviles, entre muchos otros. También brindamos soporte completo en cada etapa, desde el diseño hasta la implementación, manteniendo los más altos estándares de calidad. 

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

    Haz una consulta

    Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.