Haz una consulta
Seguridad, Industria automotriz

Reposacabezas activos de los coches: ¿qué son y cómo funcionan?

28 noviembre 2022

Los reposacabezas activos protegen, eficazmente, la región cervical de posibles lesiones, por lo que se utilizan cada vez más en los automóviles modernos. ¿Qué los diferencia de los reposacabezas convencionales o pasivos? En este artículo respondemos a esta y otras cuestiones sobre estos componentes, que se están convirtiendo en cruciales para proteger a los pasajeros en caso de colisión.   

Reposacabezas activo: ¿qué es? 

Los reposacabezas activos contrarrestan las lesiones de la columna cervical con mecanismos de protección integrados. Estos sistemas se conocen como WHIPS (Whiplash Protection System) o AWS (Anti-Whiplash System).  

Durante mucho tiempo, se utilizaron únicamente en los asientos de los coches de alta gama. No obstante, debido a su alta eficacia, cada vez son más habituales en los vehículos de calidad media. Estas soluciones son recomendadas por organizaciones de seguridad vial y pruebas de choque, como EuroNCAP, NHTSA e IIHS. 

¿Cómo funciona un reposacabezas activo? 

Los reposacabezas activos se activan en el momento en que se produce una colisión trasera. Su funcionamiento es automático y consiste en "seguir" la cabeza del ocupante, lo más rápido posible, para aliviar la presión en la región cervical. De esta manera, se aumenta la protección del conductor y los ocupantes, evitando o minimizando los posibles daños o lesiones

Los ingenieros de la marca de vehículos SAAB están considerados unos de los pioneros en este campo, ya que diseñaron el popular sistema SAHR, en 1997. Hoy en día, existen diferentes sistemas similares, con distintos nombres, y en función del fabricante difieren en la forma en que se activan.  

Actualmente, en la fabricación de los reposacabezas se utilizan plásticos modernos que mejoran aún más el rendimiento de la seguridad, especialmente el Polipropileno Expandido (EPP)

¿Cómo configurar un reposacabezas activo? 

La función principal de los reposacabezas activos de los asientos delanteros es acomodar el movimiento de las cabezas del conductor y los pasajeros en un choque

En la mayoría de los casos, este elemento se puede ajustar en altura, así como corregir la inclinación, ya sea manualmente o presionando un botón. Es importante recordar que un reposacabezas demasiado bajo puede no proteger contra una flexión fuerte y  repentina, lo que puede acarrear lesiones graves.  

El ajuste del asiento del conductor y la posición correcta detrás del volante son requisitos previos para la seguridad, independientemente de si el automóvil está equipado con un reposacabezas activo o pasivo. 

Tipos de reposacabezas de coche activos 

Los reposacabezas que se activan cuando ocurre una colisión se dividen en reactivos y activos. La principal diferencia entre ellos es el tipo de sistema de activación. Los reactivos funcionan de forma mecánica, a partir de un sistema de palancas y resortes ubicados en el respaldo. En los sistemas activos, por el contrario, los actuadores controlados por un sistema electrónico juegan un papel principal. Estos últimos son  más rápidos y precisos. 

Reposacabezas reactivos para tu coche 

Se considera que el primer sistema de reposacabezas reactivo es el AHR, diseñado por ingenieros de Volvo y utilizado desde 1987. Su elemento principal es una palanca ubicada en la unión del reposacabezas y el asiento. En el momento del impacto, el reposacabezas se inclina hacia adelante, apoyando la cabeza del pasajero, 

Por el contrario, el sistema SAHR, diseñado por SAAB, utiliza una placa especial integrada en el respaldo del asiento. Ante la presión ejercida por el cuerpo del pasajero, el mecanismo mueve el reposacabezas hacia arriba y hacia adelante. Esto  impide no solo que la cabeza se mueva hacia atrás, sino también que golpee el reposacabezas con demasiada fuerza. La investigación del IIHS ha demostrado que el sistema SAHR reduce las lesiones de la columna cervical hasta en un 43%.  

Otro sistema interesante es el reposacabezas autoinflable SIHR de Autoliv. En este caso, se utilizan contenedores de aire montados en los respaldos para proteger la región cervical. El funcionamiento es el siguiente: el reposacabezas inflado se acerca 5 cm al occipucio del pasajero, proporcionando así soporte para la cabeza. 

Reposacabezas de coche activos electrónicos 

Los sistemas activos controlados electrónicamente incluyen soluciones en las que los sensores se colocan en el parachoques o el asiento del automóvil. Dichos sistemas se utilizan en automóviles Toyota, entre otros.  

El reposacabezas se activa cuando los sensores detectan una mayor presión de la cadera en el asiento del conductor. Dependiendo del diseño, solo se puede empujar hacia adelante la mitad delantera del reposacabezas, que está recubierto de plástico expandido. Este tipo de reposacabezas puede volver a su posición inicial.  

Un sistema más elaborado es el PAHR, unos reposacabezas activos que incorporan, entre otros, los automóviles BMW. Su funcionamiento se basa en sensores de colisión y cargas pirotécnicas controladas informáticamente. Cuando explotan, los fusibles se sueltan y la parte exterior del reposacabezas se desplaza hacia adelante. 

Reposacabezas de coche activo y pasivo: ¿cuáles son las diferencias? 

A diferencia de los reposacabezas activos, que reaccionan ante una situación de colisión y se ajustan al movimiento del cuerpo del pasajero, los reposacabezas pasivos solo tienen una función de soporte estático para la cabeza. En la práctica, actúan como un obstáculo para evitar que la cabeza se incline hacia atrás. 

Otra diferencia es que un reposacabezas activo siempre es un componente separado, mientras que el pasivo pueden ser tanto un elemento independiente como una extensión del asiento.  

Generalmente, los reposacabezas pasivos están conectados, de forma rígida, al marco del respaldo. No disponen, tampoco, de un mecanismo de ajuste hacia adelante y hacia atrás o en ángulo. Solo se pueden ajustar a la altura del pasajero, subiéndolos o bajándolos.  

Desde el exterior, en ocasiones es difícil distinguir entre reposacabezas pasivos y activos, ya que pueden tener el mismo aspecto. En algunos modelos de automóviles, la característica que distingue visualmente los reposacabezas activos de los pasivos es su distintivo diseño de dos piezas. 

Ventajas de usar Polipropileno Expandido (EPP) para relleno de reposacabezas 

En una era de innovación en el diseño automotriz, los materiales de espumas tradicionales están siendo reemplazados por plásticos modernos, como el EPP

El EPP es un material ampliamente utilizado, hoy en día, en la fabricación de reposacabezas de automóviles debido a sus excelentes propiedades mecánicas y su mínimo peso.  

Su estructura celular ultraligera, compuesta en un 95% por aire, absorbe perfectamente los impactos, sin llegar a deformarse de forma permanente. En cuanto cesa la presión, vuelve a su forma anterior. Esta propiedad hace que sea valorado, excelentemente, por los fabricantes de sillas de automóviles y otros componentes de seguridad pasiva.  

El EPP es muy versátil y permite, gracias al método conocido como moldeo por inyección, la fabricación de componentes con cualquier forma, de manera rápida, sencilla y rentable. Es decir, la flexibilidad en el diseño es total.  

El Polipropileno Expandido también se puede combinar fácilmente con otros materiales utilizados en la construcción de asientos para automóviles. Por ejemplo, refuerzos metálicos para ganar en seguridad o espumas blandas que garantizan la comodidad.  

Te invitamos a contactarnos si necesitas ampliar información, resolver dudas o plantearnos tus necesidades o explicarnos tus proyectos. 

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

    Haz una consulta

    Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.