Haz una consulta
Seguridad, Calidad, Innovación

¿Qué materiales deben utilizarse para lograr una buena insonorización de un automóvil?

14 diciembre 2021

Durante muchos años, los fabricantes se han esforzado en diseñar automóviles que fuesen capaces de satisfacer las, cada vez más exigentes, expectativas de los consumidores en cuanto a comodidad, seguridad y ergonomía de conducción.

Al mismo tiempo, los fabricantes se están viendo obligados a realizar grandes esfuerzos para poder adaptarse a los requisitos, cada vez más estrictos, para mitigar el impacto medioambiental del sector automovilístico.

Hoy en día, el objetivo es aumentar el rendimiento disminuyendo, a su vez, el consumo de combustible y las emisiones, lo que se consigue, entre otras cosas, reduciendo el peso de los vehículos. Esto ha provocado que los materiales tradicionales, que en el pasado fueron efectivos para amortiguar el ruido del maletero o del bastidor, a menudo se usan en espesores mínimos o se reemplazan por componentes más livianos, fabricados de plásticos de última generación.

A consecuencia de ello, muchos usuarios de vehículos modernos se quejan de una deficiente insonorización del habitáculo de su coche. Las ráfagas de viento, el sonido de la lluvia o el susurro de los neumáticos penetran directamente en el interior, provocando en ocasiones un malestar considerable.

Los usuarios de modelos tipo SUV y VAN son los que más suelen notar el exceso de ruido provocado por el aligeramiento de los vehículos. Esto ocurre porque la posición de la carrocería es más elevada, por lo que tiene una mayor resistencia al aire. Además, las ruedas de estos vehículos son más grandes y robustas, lo que se traduce en una mayor resistencia a la rodadura, que genera un ruido más fuerte durante la conducción.

¿Por qué los coches hacen ruido al conducir?

Los componentes amortiguadores de ruido pueden tener cualquier forma.
Los componentes amortiguadores de ruido pueden tener cualquier forma.

El problema de tener una insonorización insuficiente no afecta solamente a los modelos de coches populares, sino también a los vehículos más caros. El principal motivo es la reducción del número de capas relativamente pesadas de materiales aislantes del ruido.

Hace tiempo, los fabricantes utilizaban alfombras gruesas, bajo las cuales colocaban otros materiales, como fieltro o esponjas, que aislaban el sonido. Además, los puntos sensibles de la estructura de la carrocería se protegían con materiales bituminosos.

Hoy en día, estas soluciones no se suelen encontrar en los nuevos modelos de coches. La principal razón es que la industria de la automoción está experimentando una rápida transformación hacia motores eléctricos e híbridos.

Problemas como la insuficiente capacidad de la batería, los tiempos de carga prolongados o el escaso número de estaciones de carga para coches eléctricos constituyen importantes barreras para el desarrollo de la electromovilidad.

Ante este problema, los fabricantes de coche suelen priorizar la distancia que puede cubrir un coche eléctrico sin tener que recargar las baterías, por lo que intentan aligerar lo más posible el peso del vehículo. Esto, en ocasiones, provoca un exceso de ruido dentro del vehículo, que resulta muy molesto para algunos conductores y pasajeros.

¿Qué necesita un coche para estar bien insonorizado?

La mayor parte del ruido que entra en las cabinas de los coches provienen de las ruedas, el suelo, el maletero y las puertas. Cuando estas áreas no están bien insonorizadas, los conductores y pasajeros pueden escuchar, nítidamente, el ruido de las ruedas al rodar sobre el asfalto o el sonido de las piedras al golpear el bastidor del coche.

Con una buena insonorización del suelo del coche, es posible eliminar, o al menos amortiguar, algunos de estos sonidos. De esta forma, los ruidos característicos de conducción y suspensión se podrían eliminar de una manera más efectiva, lo que es particularmente importante, por ejemplo, en los vehículos 4×4.

Lo mismo sucede con un maletero grande y, a menudo, mal insonorizado, que en el caso de los SUV o los coches familiares pueden resonar en el área de los pasajeros, generando ruidos molestos. También es muy importante insonorizar adecuadamente el techo del coche, para evitar ruidos durante, por ejemplo, una lluvia intensa.

Los plásticos espumados flexibles y modernos, como el Polipropileno Expandido (EPP), son perfectamente aplicables en todas las partes de los automóviles que provocan ruidos en la cabina. Este material, ultraligero y fácilmente conformable, ya se está utilizando como aislamiento acústico en áreas críticas de la construcción de los vehículos modernos.

Espuma de polipropileno: insonorización flexible para vehículos

Los componentes del maletero del automóvil amortiguan eficazmente el ruido y permiten un mejor uso del espacio.
Los componentes del maletero del automóvil amortiguan eficazmente el ruido y permiten un mejor uso del espacio.

Una de las principales ventajas del EPP es que es fácil de procesar mediante técnicas de modelado por compresión. Los elementos amortiguadores de vibraciones de los coches fabricados con este material pueden adoptar casi cualquier forma y, además, se pueden encajar en lugares de difícil acceso.

Con esto se consigue ahorrar un espacio muy valioso. Un buen ejemplo sería el interior del maletero, ya que suele tener un compartimento destinado a herramientas de reparación, como rueda de repuesto, gato o llaves de rueda.

El Polipropileno Expandido lleva años utilizándose para la producción no solo de alfombrillas insonorizadas para coches, sino también cajas de herramientas colocadas dentro de la rueda de repuesto. Así como todo tipo de compartimentos de almacenamiento, que permiten el desarrollo funcional de las ranuras.

Otro elemento difícil de insonorizar son las puertas de los coches, debido a que tienen espacios vacíos de formas irregulares, así como refuerzos y mecanismos electrónicos para abrir ventanas o alimentar las baterías de los altavoces. Las espumas de insonorización EPP, con formas ajustadas individualmente, resultan muy útiles para solucionar esto. Las excelentes propiedades acústicas de este material permiten eliminar eficazmente los zumbidos, el traqueteo, y el llamado efecto de la puerta de hojalata.

Vea el video sobre el proceso de producción de componentes automotrices livianos de polipropileno expandido (EPP)

 

Cubrir las cavidades con este material altamente elástico y que absorbe las vibraciones no solo mejora el confort acústico, sino que también protege a los pasajeros en caso de una colisión con un impacto lateral. El material de espuma flexible también permite insonorizar el techo del coche de una manera económica. Otra ventaja es que los componentes se pueden adaptar fácilmente a la forma del techo interior para un acabado óptimo de clase alta.

 

En definitiva, el EPP es el material perfecto para solucionar un importante reto al que se enfrentan los fabricantes de vehículos, en especial eléctricos o híbridos: encontrar una forma eficaz de insonorizar los coches sin aumentar su peso.

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

    Haz una consulta

    Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.