Haz una consulta
Movilidad verde, Producción ecológica

Tecnología verde en el sector de la automoción

02 agosto 2022

Cada año surgen más tecnologías de carácter verde o ecológico y muchas de ellas se utilizan en el sector de la automoción. El transporte eléctrico, tanto privado como público, el uso de hidrógeno y el reciclaje de plásticos son solo algunas de las soluciones que representan oportunidades reales para mejorar el medioambiente. 

Practicar una fabricación sostenible constituye un gran reto para las empresas de cualquier sector industrial. El tipo de producción usado en años anteriores, cuando las alternativas verdes aún no estaban tan extendidas, contribuyen en gran medida al desarrollo de diversos problemas y riesgos ambientales. Por ejemplo: el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación del agua y del suelo, la producción de e-waste o la destrucción de la capa de ozono.  

Afortunadamente, cada vez surgen más tecnologías que priorizan el medioambiente, que  son ampliamente utilizadas por las industrias manufacturera y automotriz, entre otras. 

¿Qué es la tecnología verde? Ejemplos en el sector de la automoción 

La economía moderna y la protección del medioambiente no tienen por qué ser excluyentes mutuamente. El mejor ejemplo lo constituyen las tecnologías verdes, las cuales no tienen un impacto negativo en nuestro entorno. Existen muchas formas de monitorear el medioambiente y eliminar la contaminación de manera continua, así como de llevar a cabo procesos industriales ecológicos.  

Resolver, de forma efectiva, problemas medioambientales como la reducción de la huella de carbono y los residuos es un reto que cada vez más empresas, de diversos sectores, intentan asumir.  

En el transporte y la industria de la automoción ya se están utilizando, entre otras, las siguientes medidas

Vehículos eléctricos 

Los principales fabricantes de automóviles están incorporando modelos eléctricos a sus gamas de productos, tanto para coches y motos individuales, como autobuses y otros vehículos destinados al transporte público o colectivo. Dichos modelos son cada vez más económicos y  tecnológicamente más avanzados.  

En la actualidad, ya hay más de 420.000 autobuses eléctricos circulando por las ciudades de China. Los países europeos no quieren quedarse atrás, por lo que la electromovilidad es cada vez más común en el viejo continente.  

Aunque el coste de compra inicial puede ser más alto que para los modelos de combustión interna, la inversión vale la pena debido a la falta de dependencia de los costosos combustibles fósiles, así como la significativa reducción del impacto ambiental

Almacenamiento de energía de bajo costo 

El auge de los coches eléctricos ha supuesto, de forma paralela, el desarrollo de nuevas soluciones para el almacenamiento de energía a bajo coste. Esto es especialmente notable en las baterías de cobalto y litio, cuyo precio está disminuyendo drásticamente año tras año. Al mismo tiempo, su autonomía y durabilidad no dejan de aumentar.   

Además, las nuevas baterías no tienen un uso exclusivo para los vehículos eléctricos, sino que se utilizan ampliamente en la industria en general. Gracias a estas baterías de última generación, la confiabilidad, la resiliencia y la flexibilidad de los sistemas de energía pueden incrementarse de manera efectiva. 

Reciclaje de plástico 

Otra tecnología verde que debemos mencionar, dentro del contexto de la fabricación en el sector automotriz es el reciclaje de plástico. Cada año se generan más de 260 millones de toneladas de desechos plásticos, de los cuales únicamente se recicla el 16%. Hoy en día, muchas empresas manufactureras están haciendo la transición al llamado "modelo circular". Este se basa en el reciclaje y la reutilización, la optimización de los costos y el aumento de la eficiencia de la producción.  

La fabricación basada en el reciclaje, la reutilización y la revalorización brinda beneficios no solo para el medioambiente, sino también para toda la empresa. Muchas organizaciones  llevan años ofreciendo soluciones avanzados en esta línea, entre ellas Knauf Industries. Nuestra empresa incluye, por ejemplo, embalajes de transporte reutilizables, que son un elemento fundamental  de la llamada logística inversa. 

El hidrógeno en la transición energética 

El uso del hidrógeno es otro elemento clave en la lucha contra el calentamiento global. Es una fuente de energía alternativa, actualmente en pleno desarrollo, con muchas ventajas. Se trata de un combustible "limpio", cada vez más barato de obtener y almacenar y con un gran potencial de inversión.  

Actualmente, la industria es el principal sector donde se utiliza esta materia prima, pero también se está empezando a utilizar en el transporte. Los vehículos propulsados ​​por hidrógeno ya son una realidad en las carreteras (por ejemplo, el modelo Toyota Mirai). El enorme potencial en este campo también alcanza a los camiones, los autobuses y al transporte ferroviario.  

En definitiva, el hidrógeno puede contribuir significativamente a la estabilidad y flexibilidad de todo el sistema energético. 

¿Por qué necesitamos tecnología sostenible? 

La sustentabilidad incide en la idea de que la satisfacción de las necesidades presentes no debe limitar las oportunidades para las generaciones futuras. Es un concepto que se aplica no sólo a la sociedad, sino también a la economía y al medioambiente.  

Los expertos predicen que, en el caso de no ponerse en marcha acciones urgentes y efectivas, las emisiones de CO2 solo en los EEUU alcanzarán casi 5 mil millones de toneladas en SEL 2050. Según el programa de investigación sueco, IGBP, la Tierra únicamente tienen capacidad para "absorber" 250 mil millones de toneladas más. Esto significa que estamos a solo unas pocas décadas de una catástrofe climática. Los primeros signos ya son visibles hoy en día. 

Una de las formas de combatir estas amenazas es utilizar las tecnologías verdes. Es decir, innovaciones que tengan en cuenta los recursos naturales y promuevan el desarrollo económico y social. La premisa más importante del desarrollo sostenible es reducir los riesgos ambientales, evitando la degradación y la contaminación. 

Ejemplos de tecnología verde en la fabricación: Knauf Industries 

Knauf Industries es una red de empresas que operan en todas las áreas de la economía. El Grupo Knauf participa, entre otras cosas, en la fabricación de diversos productos de plástico espumado. 

En la industria de la automoción, Knauf Automotive lleva año fabricando componentes para automóviles de Poliestireno Expandido (EPS) y polipropileno (EPP), así como elementos de espuma expandida para paquetes de baterías de automóviles. El método de producción de componentes utilizado normalmente es la inyección de termoplásticos, el cual destaca por su innovación, precisión y rentabilidad. 

Es importante destacar que, en el Grupo Knauf, los principios de sostenibilidad se implementan en cada etapa de la producción, al recuperar los materiales usados ​​y reducir las emisiones y el uso de energía tanto como sea posible.  

La estrategia de nuestra compañía también incluye un gran compromiso con los principios de la economía circular. El objetivo es evitar el descarte, almacenamiento o quema de polímeros sin control. 

¿Necesita ayuda?

Haz una consulta.

    Haz una consulta

    Haga su pregunta en una consulta que será atendida de forma individualizada y recibirá una respuesta detallada, sea cual sea el país o la región en que necesite nuestra asistencia.